Las ventas de coches en Alemania alcanzaron 3,8 millones de unidades durante el pasado año, lo que supone un aumento del 23% respecto a 2008, según datos difundidos hoy por la patronal alemana del sector VDA, que confirmaba así las cifras avanzadas por la asociación de importadores. No obstante, durante el pasado mes de diciembre se registró el primer descenso de todo 2009, ya que las matriculaciones de automóviles se situaron en 215.400 unidades, un 5% menos que en el mismo mes del ejercicio precedente.