Las matriculaciones de automóviles se situaron en 71.161 unidades durante el pasado mes de mayo, lo que supone un descenso del 38,7% respecto al mismo mes de 2008 y el segundo volumen más bajo de la historia, informaron hoy las asociaciones de fabricantes (Anfac) y vendedores (Ganvam).
El Plan 2000E de ayudas directas a la compra, en vigor desde el pasado 18 de mayo, no ha tenido aún su reflejo en los datos de mayo, si bien comienzan a apreciarse algunos efectos positivos. Así, las ventas de coches con emisiones de hasta 149 gramos de CO2, a los que se dirigen las ayudas, bajaron en las dos últimas semanas de mayo un 28,7%, frente al desplome del 40,8% que acumulaban en el primer cuatrimestre.

En los cinco primeros meses del año, las matriculaciones de turismos y todoterrenos se situaron en 336.371 unidades, lo que se traduce en una fuerte reducción del 42,7% en relación con el mismo período del ejercicio precedente.

Así, las ventas de coches con emisiones de hasta 149 gramos de CO2, a los que se dirigen las ayudas, bajaron en las dos últimas semanas de mayo un 28,7%, frente al desplome del 40,8% que acumulaban en el primer cuatrimestre. 

EL MERCADO MEJORARA EN JUNIO

Anfac y Ganvam esperan que el fuerte incremento de visitas a los concesionarios desde la puesta en marcha del plan tenga un impacto positivo en las cifras de matriculaciones correspondientes al próximo mes de junio.

Las dos organizaciones prevén además que el Plan 2000E suponga la matriculación adicional de 100.000 automóviles a lo largo del presente ejercicio, lo que ayudará a moderar "la seria caída" del mercado español.

Por canales, las ventas a particulares y empresas no alquiladoras bajaron un 32,6% en mayo, y acumulan un retroceso del 37,2% en los cinco primeros meses del ejercicio. Las compañías de alquiler redujeron sus compras un 57,4% en mayo y un 64,5% en lo que va de año.

NAVARRA CRECE

Por comunidades autónomas, las ventas de coches bajaron en todas las regiones en mayo, salvo en Navarra, donde los incentivos aplicados por el Ejecutivo foral desde finales de marzo permitieron elevar las matriculaciones un 14,9%, con 1.333 unidades. 

El 67% de los automóviles comercializados en mayo estaban equipados con motor diésel, mientras que el 33% restante corresponde a coches de gasolina. En los cinco primeros meses de 2009, la cuota del diésel se sitúa en el 70%, frente al 30% para la gasolina. 

Las matriculaciones bajaron en mayo en todos los segmentos, y los descensos más acusados correspondieron a los automóviles de lujo (-65,1%), a los todoterrenos grandes (-51,5%) y al segmento 'ejecutivo' (-50,1%).