Las matriculaciones de automóviles en China se elevaron a 1,26 millones de unidades durante el pasado mes de marzo, lo que representa un aumento del 63% respecto al mismo mes de 2009, según datos difundidos hoy por la Asociación China de Fabricantes de Automóviles (CAAM por sus siglas en inglés).
En los tres primeros meses del año, las ventas de coches en el país asiático se elevaron a 3,52 millones de unidades, lo que se traduce en una progresión del 76,3% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente, al calor de los incentivos puestos en marcha por Pekín.