Las ventas de automóviles en Brasil alcanzaron un volumen récord en el primer trimestre del año, tras la fuerte retracción del último trimestre de 2008, gracias a las medidas adoptadas por el Gobierno para hacer frente a la crisis global, según datos divulgados hoy por las autoridades de tránsito. En los tres primeros meses de este año, se matricularon un total de 668.314 vehículos, el mayor número para un primer trimestre en la historia de Brasil, según los datos del Registro Nacional de Vehículos Automotores (Renavam). La cifra es en un 3,14 por ciento superior a la del primer trimestre del año pasado, que ya había sido la mayor de la historia. Las ventas trimestrales fueron impulsadas por el resultado de marzo, cuando se matricularon 271.494 vehículos nuevos, un 16,95 por ciento más que en el mismo mes de 2008 y el mayor para un mes de marzo.