El minorista de moda Hennes & Mauritz  anunció el jueves que sus ventas comparables cayeron un 8% en septiembre, por debajo de las previsiones de los analistas, debido a que los clientes controlan mucho el gasto en estos tiempos de ralentización económica. Las ventas también se vieron afectadas por un clima inesperadamente cálido en la mayoría de mercados de H&M, explicó la compañía, aunque agregó que las ventas fueron satisfactorias en aquellos sitios donde el clima fue más normal.