Las principales aerolíneas europeas se desplomaron hoy en bolsa, con pérdidas superiores al 3%, debido a los efectos de la nube de ceniza volcánica procedente de Islandia, que obligó a cancelar más de 16.000 vuelos en toda Europa. Los títulos de Iberia cerraron con una caída del 3,4%, hasta los 2,57 euros por acción, más que duplicando el retroceso que experimentaba a media sesión.