Una sesión más las preocupaciones sobre la marcha de la primera economía del mundo han pasado factura al selectivo Nikkei de la bolsa de Tokio que ha terminado la sesión un 1,1%, tras el recorte del 2,3% de ayer. El temor ante la marcha de la economía ha pesado más que la revalorización del dólar, que tocó máximos de tres meses frente al yen.