Las peticiones semanales de subsidios por desempleo en Estados Unidos aumentaron la pasada semana en 7.000 demandas, hasta sumar 316.000 solicitudes, su nivel más elevado desde junio, según informó hoy el Departamento de Trabajo norteamericano. El consenso de los analistas había pronosticado que el número de demandas de subsidios se situaría en 310.000 peticiones. Por su parte, la media móvil de las últimas cuatro semanas, un indicador considerado menos volátil por los analistas, también mostró un incremento de 1.750 peticiones de subsidio por desempleo, hasta 307.750 demandas.