Las peticiones iniciales de subsidio por desempleo han caido en 4.000 unidades durante la semana que terminó el 26 de mayo, hasta un total de 310.000, según datos del departamento de Trabajo de EEUU. Los expertos esperaban 315.000, por lo que la referencia es mejor de lo esperado. La media de las últimas cuatro semanas, que es un dato menos volátil y más fiable, ha subido en 1.000 solicitudes para situarse en 304.500.
Por su parte, las solicitudes que se hacen de manera recurrente (las anteriores corresponden a las personas que las realizan por primera vez) han bajado en 4.500, hasta 2,50 millones.