Las peticiones iniciales de subsidio por desempleo subieron en 12.000, hasta un total de 669.000, en la semana que terminó el pasado 28 de marzo, según ha informado por el Departamento de Comercio. El dato es algo peor de lo esperado por el consenso de analistas que había estimado un total de 650.000 peticiones.