Las peticiones iniciales de subsidio por desempleo han bajado en 15.000 durante la semana que terminó el 22 de septiembre para alcanzar las 298.000, según el departamento de Trabajo de EEUU. Los expertos esperaban cifras promedio de 316.000, por lo que la referencia es mucho mejor de lo esperado.