Las solicitudes semanales de subsidios por desempleo en Estados Unidos han subido en 9.000 peticiones la semana pasada hasta las 334.000, en relación a la demanda del periodo anterior, que era de 325.000, según el dato revisado. El consenso de los analistas esperaba 322.000 peticiones, con lo que el dato supera lo previsto.