Durante el mes de enero se registran 11,3 millones de pernoctaciones en establecimientos hoteleros, lo que supone un aumento del 0,3% respecto al mismo mes de 2009. Las pernoctaciones de residentes experimentan un crecimiento del 2,5%, mientras que las de no residentes disminuyen un 1,5%. La estancia media baja un 1,0% respecto a enero de 2009, situándose en 3,0 pernoctaciones por viajero.