El Gobierno ha eliminado la sanción específica a las compañías del sector de telecomunicaciones, incluida en el anteproyecto aprobado el pasado 8 de mayo, que suponía la pérdida de licencia en caso de que las operadoras incumplieran con la obligación de aportar un 0,9% de sus ingresos anuales para la financiación de RTVE. El proyecto, aprobado hoy por Consejo de Ministros para ser remitido a las Cortes Generales y posteriormente al Parlamento, ha introducido "ciertas modificaciones" a la propuesta anterior tras recibir los informes preceptivos de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) y del Consejo de Estado.