Las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros alcanzaron las 8.375 unidades en el mes de mayo, un 51% inferiores a las 17.082 del mismo mes del año pasado, informaron hoy las asociaciones automovilísticas de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam). El mes de mayo ha sido prolongación en este segmento automovilístico del desmoronamiento de ventas que se registra desde comienzos del año y, aunque buena parte de sus vehículos están incluidos en el Plan 2000E de ayudas directas a la compra de coches, al igual que en los turismos, los efectos no se han dejado sentir todavía por su escaso tiempo de aplicación. Asimismo, las compras de estos vehículos son imputables a las inversiones en bienes de equipo de las pymes, prácticamente paralizadas desde los comienzos de la crisis económica.