Las exportaciones de los países del euro cayeron un 22% durante los ocho primeros meses de año en comparación con el mismo período del año anterior, mientras que las importaciones disminuyeron un 25%, según los datos difundidos hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria.