El beneficio neto de las empresas no financieras experimentó una acusada caída del 24% en 2008, evolución que contrasta con el crecimiento del 12% registrado en el ejercicio anterior, mientras su actividad descendió un 1,8%, lo que constituye un mínimo histórico, según el Boletín Económico del Banco de España correspondiente a marzo. La institución que preside Miguel Angel Fernández Ordóñez constata que el pasado año se produjo una progresiva desaceleración de la actividad productiva de las empresas a medida que avanzaba el ejercicio, de forma que 2008 concluyó con un descenso del valor añadido bruto (VAB) del 1,8%, lo que supone un mínimo en la serie histórica iniciada en 1994.