Las compañías distribuidoras de Hollywood se están plantando dejar de vender DVD en España debido a la caída de ingresos ocasionada por las descargas ilegales y el 'streaming', según informa el diario 'Los Angeles Times'. Según los datos recogidos por el periódico, los ingresos de este sector en España cayeron un 30% en los último cinco años, mientras que las tiendas de DVD y vídeo han pasado de 12.000 en el año 2003 hasta las 3.000 actuales.