“Pan para hoy y hambre para mañana” que dice el refrán. Los inversores se mostraban esperanzados en que el selectivo continuara la escalada iniciada la semana pasada, pero los días pasan y la esperanza se desvanece. El Ibex 35 pierde el soporte de los 13.570, lo que para algunos analistas consultados por Estrategias de Inversión
podría arrastrar al selectivo hasta los 12.900 puntos y hacia allá parece que va. Las referencias macroeconómicas continúan decepcionando y las previsiones de crecimiento económico empeoran semana tras semana. La última bofetada que recibieron los inversores llegó de la mano del Fondo Monetario Internacional(FMI) que aseguró que nos enfrentamos a una de las crisis más graves desde la II Guerra Mundial. Con todo, el Ibex 35 incrementa las caídas a media sesión y cede un 1,66% hasta los 13.370 puntos.Gráfico Ibex 35