Las cláusulas suelo encarecen una hipoteca media hasta 2.000 euros anuales, según denunció hoy la organización de consumidores Facua, que reclama al Gobierno la eliminación de estos topes aplicados al interés que paga el deudor.