Atalaya Inversiones, sociedad en la que participan a partes iguales Caja Badajoz, Caja Castilla La Mancha, La General de Granada, CajaSol y Caja Murcia, que se convirtió hace dos meses en el tercer accionista mayoritario de Vueling al adquirir un 5% de su capital, ha perdido hasta la fecha la mitad de lo invertido, por el desplome bursátil sufrido por la aerolínea. Las cajas adquirieron 747.615 acciones de la compañía en junio a un precio aproximado de 30 euros la acción, lo que supuso un desembolso de 22,4 millones de euros.