El comisario de Energía, el alemán Günther Oettinger, ha propuesto este viernes que las banderas de los países con déficit excesivo ondeen a media asta en las sedes de las instituciones de la UE a modo de sanción política por no respetar las reglas.

"Circula la idea de que la bandera de los países derrochadores ondee a media asta en los edificios de la UE. Sería sólo un símbolo, pero tendría un gran poder disuasivo", ha dicho Oettinger en una entrevista al diario sensacionalista germano Bild.

El comisario de Energía ha sugerido además que la UE envíe a funcionarios de otros Estados miembros a Atenas para forzar a Grecia a aplicar los ajustes y reformas.

La portavoz de la Comisión Europea, Pia Ahrenkilde, ha explicado que la propuesta de Oettinger es "a título personal" y en tanto que "político" y ha asegurado que el Ejecutivo comunitario no la asume como propia.