La agencia de calificación crediticia Fitch ha afirmado que el sector asegurador europeo presenta condiciones de resistir una hipotética declaración de impago de la deuda pública de Grecia. Por este motivo, desde la agencia declaran que no adoptarán ninguna decisión sobre las notas de solvencia de las aseguradoras que actualmente forman parte de su cartera de análisis después de someterlas a sus propias pruebas de estrés.
"El conjunto del sector asegurador del Viejo Continente "sería capaz de resistir un 'shock' externo derivado del hipotético 'default' de la deuda soberana griega, incluyendo las tensiones adicionales para otros países claves de la zona euro", aseguran desde la agencia de calificación crediticia Fitch.

Fitch decidió someter a las aseguradoras europeas pertenecientes a su cartera de análisis a sus propios exámenes de esfuerzo para calcular la capacidad de estas compañías de resisitir al deterioro de la calidad crediticia de determinadas deudas soberanas, así como a cambios pronunciados en el valor de mercado de las acciones procedentes de esos países.

"Como Grecia cuenta con la nota más baja de zona euro, lo que supone la mayor probabilidad de 'default' entre los miembros del bloque, ésa fue la hipótesis de impago seleccionada", explicó la agencia de 'rating', que recopiló información de la exposición de las aseguradoras a la deuda soberana de Grecia, España, Irlanda, Portugal e Italia.

En este sentido, la agencia de calificación desveló que la mayoría de las firmas aseguradoras sometidas a las pruebas de esfuerzo cuentan con una "baja" exposición a la deuda pública de estos países.