Las aerolíneas seguirán aplicando planes de recorte de empleo durante el próximo ejercicio, según la última encuesta trimestral sobre la confianza empresarial publicada hoy por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA). Según la IATA, las aerolíneas necesitan reestructurarse tras la recesión para reducir las pérdidas. Así, a pesar de que se observan unos primeros indicios de un repunte en el volumen de tráfico, se mantiene la tendencia descendente de los niveles de empleo. Muchas compañías aéreas mantienen congelada la contratación y además ciertas aerolíneas cuentan con estrategias concretas para reducir su tamaño y ser más "ágiles" para satisfacer las cambiantes condiciones del mercado.