Las aerolíneas agrupadas en la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, en sus siglas en inglés) esperan perder 4.700 millones de dólares en 2009, según ha anunciado hoy la organización. En diciembre, la IATA esperaba que el sector cerrara el presente ejercicio con unos números rojos de 2.500 millones de dólares.