El fabricante de vehículos eléctricos obtuvo un beneficio de 26 millones de dólares, un 70% más que en el mismo periodo del año anterior. Los expertos pronosticaban que la compañía iba a obtener pérdidas de marzo a junio. Este beneficio, además, se ha generado a pesar de incluir algunas provisiones extraordinarias producidas en el trimestre.
La mejora se ha producido gracias al aumento de las ventas de su modelo S, del que se han vendido más de 5.000 unidades en el trimestre y que a partir de ahora se exportará también a Europa.

Para hacer frente a las ventas, la empresa ya ha aumentado su capacidad de producción y otros servicios. De hecho, ahora mismo pueden producir unos 500 vehículos a la semana.

Entre las cosas que más han gustado a los analistas se encuentra la mejora de los márgenes hasta el 22% desde el 17% anterior.