Parece mentira, pero otro nuevo año llega a su fin.


Este 2010 puede habernos parecido aburrido si lo comparamos con la caída vivida en el 2008 o la increíble recuperación del 2009, pero lo más importante de este año ha sido el recordatorio a todos los inversores de valiosos conocimientos sobre las finanzas y los mercados.

Lección 1.-  Las acciones no están muertas.

El gran rebote del 2009 fue para los inversores una gran llamada de atención. Lejos de tener en cuenta las advertencias de varios analistas que se mostraban muy bajistas durante la crisis financiera, las acciones se apreciaron más de un 65% desde los mínimos de finales del 2009.

Varios analistas pensaron que simplemente se trataba del gran "rebote del gato muerto", comparando dicha situación con la vivida tras el crash de 1929. Valiéndose de esa línea temporal, los bajistas esperaban incluso nuevas caídas desde aquellos niveles. En cualquier caso, lo que esas predicciones no tuvieron en cuenta, fue lo barato que cotizaban dichas acciones incluso después de aquellas subidas.

Incluso en estos momentos, con un mercado que ha subido más de un 10% en lo que va de año, aún se pueden encontrar muchas compañías de gran capitalización de varios sectores cotizando a 13 veces por debajo de sus ingresos. Por ejemplo elgigante Microsoft ha luchado para continuar con el éxito de su software Office. Los laboratorios Johnson & Johson (NYSE: JNJ) han tenido que afrontar la retirada de decenas de sus productos. La petrolera ExxonMobil (NYSE: XOM) sigue luchando por integrar su reciente adquisición de XTO Energy. Pero sus bajos precios ofrecen a los inversores un gran potencial si se cumplen con éxito sus objetivos.

Lección 2.- Los más ambiciosos pueden seguir alcistas.

El momentum inversor puede seguir sonando a vudú para mucha gente, es decir,  predecir los movimientos futuros teniendo en cuenta los movimientos del pasado. Pero a veces, las acciones siguen la tendencia alcista incluso después de fuertes subidas debido a razones de peso. Por lo que si se vende por el miedo a un posible recorte en los mercados, se podrán perder mayores ganancias.

Hay cantidad de casos en los que se ha dado este fenómeno, pero dos de los mejores ejemplos son Netflix (Nasdaq: NFLX) y Sirius XM Radio (Nasdaq: SIRI). Sirius se multiplicó por cinco a lo largo de 2009, pero aún así, logró doblar su valor a lo largo de este 2010 gracias a un incremento de suscripciones y a mejoras en la programación, además de la renovación de un importante contrato con Howard Stern por otros cinco años.

Lección 3.- El timing del mercado no funciona.

Este ha sido un mal año para las reglas del timing. Cuando el S&P 500 cayó durante el pasado mes de enero, muchos presagiaron un año bajista. Pero las acciones subieron más de un 10% desde finales de enero hasta alcanzar los máximos niveles post-crisis.

Después, tras unos meses de altibajos, muchos señalaron el mes de septiembre como el peor mes tras volver a los mínimos anuales. Al contrario, las acciones subieron fuertemente, cogiendo a muchos por sorpresa y devolviendo al S&P a los actuales niveles que siguen siendo los máximos desde septiembre 2008.

Las reglas de oro funcionan a veces, pero en esas otras ocasiones en las que no funcionan pueden resultar muy dañinas. La experiencia de este año es otro claro ejemplo de las graves consecuencias que nos puede traer el timing del mercado.

Lección 4.- El gobierno está en el mercado para quedarse.

Ha habido un gran cambio en el papel del gobierno desde la crisis financiera. Es verdad que el gobierno ha venido deshaciendo muchas posiciones en empresas privadas. Pronto llegará el final del proceso de venta de las acciones de Citigroup (NYSE: C), y el comienzo de la oferta pública de General Motors (NYSE: GM). Los planes de salida de AIG (NYSE: AIG), donde el gobierno posee una gran participación, también han sido muy bien recibidas por los accionistas.

Pero aún así, la influencia del gobierno sigue siendo muy significativa. El Congreso tomó como rehén a los mercados hasta que logró aprobar el nuevo proyecto de ley de impuestos hace tan sólo unos días. La regulación en áreas que van desde la banca y tarjetas de crédito hasta la sanitaria, continuarán teniendo un impacto muy directo sobre las acciones. La participación gubernamental en el sector privado ha caído durante las pasadas décadas, pero al menos, a fecha de hoy, vuelve con muchas ganas.

Artículo publicado en Fool.com.

Síganos en twitter:

twitter.com/migfreijo
twitter.com/estrategiasTv