Novartis anunció el lunes que sigue habiendo importantes obstáculos para el lanzamiento de su versión genérica del fármaco para la trombosis de Sanofi-Aventis Lovenox, aunque aún es posible que el lanzamiento se realice este año. "Siempre es difícil predecir cuándo llegará la luz verde de la FDA", comentó Andreas Rummelt, consejero delegado de Sandoz, la filial de genéricos propiedad al 100% de Novartis. El consejero delegado de Novartis, Daniel Vasella, agregó que, si no se lanza en 2008, el medicamento se lanzará en 2009. El lanzamiento del enoxparin -nombre del equivalente genérico al Lovenox- en Estados Unidos es vital para Sandoz, cuyas ventas en la superpotencia descendieron un 2% en divisas locales en el primer trimestre del año porque no lanzó ningún producto importante este año.