Lafarge va a adquirir la empresa egipcia Orascom Cement por 8.800 millones de euros en un acuerdo que fortalece la posición del grupo cementero francés en Oriente Próximo y le permite aumentar sus previsiones de beneficios. Lafarge, la mayor cementera del mundo, va a financiar la operación con 6.000 millones de euros de deuda y una ampliación de capital de 2.800 millones de euros reservada a Nassef Sawiris, consejero delegado y principal accionista de Orascom. Lafarge indica que la compra le permitirá superar los objetivos del plan estratégico "Excellence 2008", por lo que ahora espera ganar más de 15 euros por acción en 2010, por encima de los 7,86 euros en 2006.