El Ibex abre la jornada plano en los 15.752 puntos en una sesión escasa de referencias empresariales. La disparidad de los indicadores americanos al cierre- por la incertidumbre de una reducción en los tipos de interés de la FED- y el mal cierre de los indicadores asiáticos, han dejado al selectivo pocas ganas de subir y mucha volatilidad. Los primeros puestos del selectivo en ganancias llegan de la mano de REE, que tiene que enfrentarse a los importantes recortes de Acciona que, en los primeros minutos de sesion ha sido interrumpida por alta volatilidad.
Sin noticias y referencias empresariales, los mercados comienzan la sesión haciendo gala de una gran volatilidad. El Ibex 35 no ha tardado en darse la vuelta y,a una apertura bajista, le han seguido alzas del 0,2% hasta los 15.794 puntos. En línea con el resto de plazas europeas, especialmente el CAC-40 que cede un 0,3% mientras que FTSE 100 y DAX retroceden un 0,1%.