Con cautela. Así arranca la sesión la renta variable española un día en el que los inversores tendrán que centrar su atención en las cifras macroeconómicas que clarifiquen algo más la evolución de la economía al otro lado del Atlántico. El Ibex35 se anota una subida del 0,14% hasta cotizar en los 10.405 puntos en una jornada en la que se respira tono mixto entre el sector financiero. En el mercado de divisas, el euro-dólar se cambia por 1,2825 unidades mientras el precio del petróleo cotiza en el entorno de los 76 dólares/barril.
Cautela. Esta es la máxima que vive hoy la renta variable española que lucha por mantener los 10.400 puntos. No obstante, los inversores tendrán que estar muy atentos a todas las referencias que lleguen desde el otro lado del Atlántico y que arrojen alguna pista sobre el rumbo de la economía norteamericana. Así, el mercado deberá conocer la encuesta manufacturera de la Fed de Filadelfia de agosto además de las solicitudes semanales de subsidio por desempleo.

Dentro del selectivo español, las mayores alzas llegan de la mano de los títulos de ArcelorMittall que suman más de un punto porcentual, seguido de las acciones de Iberia que repuntan un 0,80% así como Endesa que gana un 0,79%. Un buen tono que contrasta con las pérdidas que sufren tanto Acerinox como Abengoa que lideran los descensos de la tabla con caídas del 0,70% y 1,02% respectivamente.

El signo negativo preside entre los pesos pesados. Tan sólo Repsol YPF consigue mantenerse en positivo con alzas del 0,42%. Sin embargo, los títulos de Iberdrola se dejan un 0,02%, Telefónica pierde un 0,32% mientras Banco Santander se deja un 0,12% y BBVA un 0,25%. Entre el resto del sector financiero, Banesto se anota un rebote del 0,03%, Bankinter pierde un 0,52%, Banco Popular desciende un 0,23% y Banco Sabadell cede un 0,49%.

Dentro del mercado continuo, Clínica Baviera lidera las subidas con alzas superiores al 5%, Fluidra suma un 3,24%, Urbas avanza un 2,53% mientras La Seda de Barcelona consigue sumar un 2% tras los abultados descensos que superaron el 17% tras su vuelta al parqué. Del lado de los descensos, Barón de Ley pierde un 4%, Miquel Costa se deja un 2,99% mientras que los títulos de Iberpapel ceden un 2,47%.