La venta del 25% de YPF, filial de la petrolera Repsol YPF en Argentina, "no se cerrará antes de 2008", afirmó el dueño del grupo argentino Petersen, Enrique Eskenazi, al confirmar su interés en la operación. "Me hacen reír cuando dicen que la operación se cierra en 15 días", subrayó en una entrevista que publica hoy el diario La Nación, de Buenos Aires, y en la que criticó las "inexactitudes" que difundió la prensa sobre este asunto.
Eskenazi, de 81 años, dijo que "hace un año" que está trabajando para comprar acciones de YPF, señaló que sabe que las reservas de hidrocarburos de la petrolera están en bajada y destacó hay bancos extranjeros que están dispuestos a financiar al Grupo Petersen. Sostuvo que la prensa ha tratado "mal" al consorcio al hacerlo aparecer como "un grupo poco serio" y negó ser un aliado o seguidor del presidente argentino, Néstor Kirchner, como coinciden varios periódicos locales. "La podemos levantar (a YPF). No llegamos ayer, somos un grupo serio", aseguró el empresario. Repsol YPF ha anunciado que se propone vender el 25% de YPF a un socio argentino y colocar luego otro 20% del capital de su filial en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires por medio de una oferta pública de venta de acciones. En este sentido, Ezkenazi advirtió que la venta de activos de YPF "debe ser aprobada por cinco entes", en referencia a los propios accionistas de Repsol YPF, los gobiernos argentino y español, y los organismos de regulación de Wall Street y la Bolsa de Buenos Aires. Señaló que el Grupo Petersen, con negocios en la construcción y la banca, recibirá ayuda financiera de bancos extranjeros "que confían" en que "hay mucha seriedad" en su proyecto con YPF. "No se trata de un negocio ajeno a nosotros, no somos empresarios improvisados, tenemos una petrolera", puntualizó. El empresario dijo que "es mucho dinero" el que deberá reunir para esta operación, pero no confirmó ni desmintió que alcance a unos 3.000 millones de dólares, como indicó la prensa de negocios local en las últimas semanas. "Me dicen que soy "kirchnerista". Creo que Kirchner es un gran administrador (...) el primer presidente de Argentina que tiene esas características. Y un negociador duro. Yo tengo muchas diferencias políticas con él", comentó Eskenazi.