La venta de viviendas en EE UU cayó un 2,2% en octubre.

Este dato es peor de lo estimado por el mercado que esperaba un descenso del 1,1%.