Durante el mes de junio las ventas de viviendas de segunda mano subieron en EEUU un 3,6%, hasta una cifra anualizada de 4,89 millones de unidades, sumando su tercer mes consecutivo al alza. El dato mejora las previsiones del mercado que esperaba un repunte hasta 4,85 millones.