La EU tiene previsto dar de plazo a España, Alemania y Francia hasta el año 2013 para que reduzcan el déficit presupuestario por debajo del 3%.