La Comisión Europea (CE) y las autoridades estadounidenses pretenden pactar el próximo viernes estándares comunes para los biocombustibles, un acuerdo que debería facilitar el comercio de estos productos entre las dos áreas económicas y, en último término, en todo el mundo. El acuerdo para la armonización de los requisitos de calidad exigidos a los biocombustibles será uno de los temas estrella de la primera reunión del Consejo Económico Transatlántico, que reunirá en Washington a representantes del Ejecutivo comunitario y de la Administración de EEUU. El Consejo, creado a iniciativa de la canciller alemana, Angela Merkel, el pasado mes de abril, trata de avanzar en la integración económica entre las dos zonas y suavizar las divergencias regulatorias a ambos lados del Atlántico. En declaraciones a los periodistas, el comisario europeo de Empresa e Industria, Gunter Verheugen, copresidente del Consejo, precisó que de esta reunión no saldrán decisiones legislativas, sino acuerdos políticos, que serán, no obstante, vinculantes para los dos partes.