La Comisión Europea ha anunciado que tomará medidas contra España si no se retiran las restricciones impuestas a Enel y Acciona para la compra de Endesa ya que son incompatibles con la normativa europea. Si España no acata el artículo 21 del reglamento de la Unión Europea sobre las concentraciones "a la Comisión no le quedará más remedio que iniciar otro procedimiento de infracción contra España"', según un representante de prensa de los servicios de la competencia. La prensa española se ha hecho eco de unas declaraciones del ministro de Industria, Joan Clos, en las que afirma que no se revocarán las condiciones establecidas para la compra de la eléctrica. España tiene hasta el 10 de enero para retirarlas.
Si España no acata el artículo 21 del reglamento de la Unión Europea sobre las concentraciones "a la Comisión no le quedará más remedio que iniciar otro procedimiento de infracción contra España"', según un representante de prensa de los servicios de la competencia. ¿Cuáles son esas condiciones? Esas condiciones son 'la obligación de preservar la independencia de Endesa y de su marca, y de mantener su centro de decisiones en España', 'la obligación para ciertas unidades de producción de Endesa de comprar cantidades determinadas de carbón nacional'; y 'la obligación de conservar los activos de las redes de electricidad insulares y no continentales'. Las dos restantes exigencias abarcan 'la limitación del porcentaje del servicio de la deuda de Endesa' y 'la aplicación de restricciones en la política de Endesa en materia de distribución de los dividendos'.