La Comisión Europea advirtió el martes de nuevo a Italia de que los cambios en la estructura corporativa de Telecom Italia necesitan la aprobación del Ejecutivo de la Unión Europea. Telecom Italia está siendo dividida en unidades de negocio separadas, en un aparente intento por impulsar la competencia en el sector, pero la comisaria de Telecomunicaciones de la UE, Viviane Reding, quiere ver los términos de estos cambios.