La Unión Europea está unida a favor de defender en el G-20 la "urgencia" de llevar a cabo una ambiciosa reforma de la regulación y la supervisión financiera como elemento clave para luchar contra la crisis económica, aseguró hoy una fuente diplomática comunitaria. La UE considera que una regulación y supervisión adecuadas son la mejor forma de recuperar la confianza en el sistema financiero, y dentro de este objetivo va a poner en marcha la adopción de medidas concretas sugeridas por el grupo de expertos dirigido por el director gerente del FMI, Jacques De Larosière. La Unión aprobará esta posición en la cumbre de jefes de Estado y/o Gobierno que se celebrará en Bruselas los próximos 19 y 20, de cara a la cumbre del G-20 que tendrá lugar en Londres el 2 de abril. Frente a otros países del G-20 (en referencia a EEUU) que consideran que lo prioritario no es el cambio de normas del sistema financiero sino un estímulo fiscal, la UE mantiene "la necesidad y urgencia" de elaborar un nuevo marco regulador a nivel internacional, añadió la fuente.