La economía europea siguió creciendo en el último cuarto de 2009, cuando el PIB aumentó un 0,1% tanto en la zona del euro como en la UE, un ritmo inferior al del trimestre anterior, mientras que España continuó en recesión, al caer un 0,1%, según informó la Oficina estadística de la UE.
Eurostat publicó hoy su primera revisión de los datos relativos a la evolución del Producto Interior Bruto (PIB) en la Unión Europea, que no incluye cambios significativos sobre la primera estimación que anunció el 12 de febrero pasado.

Los datos confirman una ralentización de la recuperación de la economía europea respecto al trimestre anterior, en el que los países de la moneda única avanzaron el 0,4% y la UE en su conjunto se expandió el 0,3%.

Las cifras se mantuvieron en negativo para España (-0,1%), aunque se detectó una mejora con respecto a los datos del tercer trimestre de 2009 (-0,3%).