El mes de agosto ha comenzado con un fuerte impulso en el Ibex 35. ¿Pero que pasa con los benjamines de la familia? Los valores de baja capitalización son un mundo complicado lleno de posibilidades, pero también de riesgos. Como adolescentes, los movimientos de estos valores pueden traernos algún susto y si nos descuidamos, hacer que perdamos un buen porcentaje de nuestras inversiones.
Las empresas de pequeña capitalización desde el punto de vista técnico, aseguran los expertos consultados por Estrategias de Inversión, son un conjunto complicado con el que trabajar. Como benjamines de la familia de la renta variable sus oscilaciones en la horquilla de precios suelen ser mayores y su liquidez mucho menor, según se afirma desde RB Bolsa.
 
Si a esto añadimos el hecho de que, a pesar de que el hermano mayor, el Ibex, está viviendo una temporada de relativa tranquilidad, los analistas aún no se animan a recomendar la entrada en los mercados de renta variable, el cóctel puede resultar explosivo. “No creo que sea el momento de invertir y mucho menos en España”, afirma José Lizán,analista de Nordkapp. Sara Pérez Frutos, directora de Dracon Partners añade que en verano, “los valores de baja capitalización se quedan aun  más secos de negociación que en otros meses, por lo que no recomendamos invertir en ellos.”
 
“La situación macroeconómica en España afecta de peor manera a este tipo de valores”, asegura Lizán. Además, inmersos en este rebote del mercado “los valores más fiables siguen siendo aquellos con una mayor capitalización” ya que las perspectivas de los próximos trimestres para las empresas pequeñas tienen peor pinta que las mayores. “Las cajas de ahorros” -afirma Lizán- “siguen desinvirtiendo sus posiciones en valores de pequeña capitalización lo que está presionando al sector a la baja.”
 
Desde RB Bolsa se afirma que estos valores nacen con fecha de caducidad. “Se mueven con movimientos muy bruscos y cumplen a la perfección el ciclo de la vida: nacen, crecen y mueren.” Estas empresas acuden al mercado en busca de financiación, crecen de manera vertical, para “acto seguido llegar a 0”. Estos son los riesgos más importantes también para Pérez Frutos, la alta volatilidad y la falta de liquidez, por lo que apunta que debemos tener cuidado y “no quedarnos atrapados en un chicharro que de pronto se desploma.”
 
Aunque sobre el papel cualquier valor puede servir para el corto, medio o largo plazo ya que según Lizán, “la importancia se encuentra en la entidad más que en la capitalización” lo cierto es que en pocas ocasiones se recomienda mantener o entrar en estos valores a medio o largo plazo. “Es muy difícil hacer un seguimiento fundamental de estos valores”, según Pérez Frutos, “ya que no suelen estar cubiertos por las casas de análisis ni existe un flujo transparente de información”.
 
Por esta misma razón operar en estos valores encuentra su razón de ser en la especulación. Para la directora de Dracon Partners “la toma de posiciones en estos valores se realiza a tenor de un rumor o una presentación de resultados.” El peligro está en que este rumor “quizá origine una fuerte subida o por el contrario un fuerte descenso en el que podemos quedar atrapados.”
 
 El panorama no pinta bien para los títulos de las small caps; pero para aquellos que sigan interesados en invertir en este tipo de valores, gente con ganas de hacer alguna aventura de verano en busca de “un pelotazo” o simplemente algún dinerito extra los expertos coinciden en sus recomendaciones.
 
Jazztel la estrella
 
Siempre que se hace un reportaje sobre los valores de pequeña capitalización, Jazztel copa la mayor parte de la confianza de los analistas. La mejora en los resultados y la captación de clientes, pone en cabeza a esta operadora. Según Lizán “tiene potencial alcista y puede seguir ganando cuota y dimensión.” Pérez Frutos marca el nivel de los 2,6 euros para la entrada en el valor.
 
Zeltia también aparece en las quinielas del analista de Nordkapp. Puede experimentar una aceleración en sus resultados en lo que resta de año, además de contar con el EBITDA ya en positivo.
 
TUBACEX, cuyo nivel de entrada sitúa Pérez Frutos en los 2,6 euros es otro recurrente en las recomendaciones. El acuerdo con Vallourec favorece las entradas de pedidos en proyectos del sector energético, lo que debería verse reflejado en sus resultados a finales de año.