El número de empleados  en el conjunto de países que forman la Zona Euro cayó en 712.000 personas durante el tercer trimestre, ligeramente por encima de las 702.000 personas registradas en el trimestre anterior. Según los datos difundidos por Eurostat, el número de empleados bajó un 0,5% respecto al segundo trimestre, sin cambios frente al mismo período del año anterior.

La economía de la eurozona empezó a salir de la recesión en el tercer trimestre, pero, con la mayoría de las empresas aún operando por debajo de su capacidad, es probable que las empresas tarden aún varios meses en ampliar sus plantillas.  La Organización para la Cooperacion y el Desarollo Económico prevé que la tasa de desempleo de la eurozona alcance el 10,9% a finales de 2010, desde el 9,9% a finales de 2009.

La caída del empleo supone que el gasto de los consumidores seguirá débil.

Por países, la caída fue inferior en Alemania, donde el gobierno ha implementado medidas para conservar el empleo. Por tercer trimestre consecutivo, Alemania registró una caída del 0,1% en el número de empleados. Sin embargo, la mayoría de los economistas esperan que la tasa de desempleo aumente el próximo año.

España registró la mayor caída de la tasa de empleo de la eurozona, del 1,5%, frente al 1,4% experimentado en el segundo trimestre. Letonia, por su parte, fue el país que más empleo destruyó en la Unión Europea, con una descenso en la tasa del 5,7%.