El vicepresidente tercero, Manuel Chaves, aseguró hoy que el presidente del Gobierno va a presentar, durante la sesión de la mañana de la Conferencia de Presidentes que está teniendo lugar en el Senado, una "propuesta de acuerdo" a los presidentes de las CC.AA. para encontrar soluciones al desempleo, la estabilidad presupuestaria, el cumplimiento de los objetivos de déficit y la austeridad de las CC.AA., entre otros asuntos.
En cualquier caso, Chaves aclaró que en principio no han presentado nada más concreto para que no sea entendido como "un hecho consumado".

Según precisó, estos temas se tratarán después en grupos de trabajo y espera que puedan desarrollar las propuestas que les realice el presidente en un plazo de entre uno y dos meses. Sin embargo, no dio datos más precisos de en qué consistirán estas propuestas, aunque sí señaló que no se podrán solapar con el diálogo social, y tampoco concretó quién formará parte de esos grupos de trabajo o si habrá consejeros autonómicos, pero sí dijo que deberán tener una presencia "equilibrada" de las comunidades con dos o tres representantes de las gobernadas por el PP y las del PSOE.

Chaves explicó que la Conferencia se está desarrollando de una manera normal y respetuosa en las intervenciones, y admitió que hay "discrepancias" en los "análisis" y las "estrategias" a seguir. Destacó que los representantes de patronal y sindicatos hicieron una llamada a la responsabilidad tanto al Gobierno como a los presidentes de las comunidades autónomas y a la necesidad de trasladar confianza a los ciudadanos en los temas que les preocupan. El vicepresidente aseguró que el Gobierno comparte este planteamiento y más en un asunto tan "delicado" como el desempleo.

Por ello, apuntó la necesidad de cooperación y esfuerzo concertado de las administraciones públicas. Según Chaves, existen coincidencias por tanto en la necesidad de recursos y medios para crear empleo, en Educación y Formación Profesional y en la intermediación en el mercado laboral. Según explicó, la coincidencia "máxima" es en la creación de empleo y la estabilidad presupuestaria, cumpliendo el Pacto de Estabilidad que exige la Unión Europea y el objetivo de reducción del déficit al 3% en 2013.

Informó asimismo que coinciden "en líneas generales" en un mejor funcionamiento de la administración pública y que se ha comentado que "la transposición de la directiva europea de servicios tenga un desarrollo más acelerado en las comunidades", así como la necesidad de un compromiso de pago a proveedores, de impulso a la política industrial, sobre todo a I+D+I y también de ganadería, agua, agricultura y pesca.

Chaves recalcó que las propuesta de las políticas activas de empleo son competencia de las comunidades autónomas y que ahí caben lugares de encuentro entre el Gobierno y las autonomías gobernadas por el PP. Precisó que el Ejecutivo no ha presentado una propuesta más concreta para que no sea entendida como "un hecho consumado".

"No queremos hacer eso, simplemente queremos establecer líneas posibles de actuación en relación con creación de empleo, coordinación y colaboración que sean concretadas en un plazo de un mes o dos meses entre las comunidades y el gobierno de la nación", argumentó.

No ocultó las discrepancias con comunidades como Murcia y

Valencia en el tema del agua y adelantó que en la propuesta del jefe del Ejecutivo habrá referencias a este asunto.

NO HABLARON DE NEGOCIACIÓN COLECTIVA

Admitió que en la Conferencia no pueden entrar a hablar de negociación colectiva puesto que es algo que compete a empresarios y sindicatos, pero dado que las competencias de empleo obran en poder de las comunidades "se ha hablado de conectividad de servicios públicos, empleo, intermediación del mercado laboral e instalaciones en empresas para sedes de desarrollo de cursos de formación profesional".

Chaves sí quiso matizar que se trata de un debate y que el análisis que hacen de la crisis los presidentes de las comunidades del PP difieren del que hace el Gobierno. Pero subrayó que los acuerdos y los desacuerdos se pondrán constatar de forma efectiva cuando Zapatero presente su propuesta por escrito.

En este punto, confió en que los 'barones' de PP no pongan reservas sobre la creación de los grupos de trabajo y subrayó que cada vez pesa más la condición de presidente autonómico que la del partido al que pertenecen. "Se nota cada vez más ese perfil", concluyó.