La Seguridad Social recaudó por actuaciones de control 1.452,8 millones de euros durante 2009, un 19,3% más que el año anterior, lo que supone la cifra más elevada desde la creación de las unidades de recaudación ejecutiva de la Seguridad Social. Así lo adelantó hoy el director general de la Tesorería General de la Seguridad Social, Javier Aibar, quien destacó que el número de embargos alcanzó los 2,68 millones en 2009, lo que supone un 12% más respecto al año anterior, entre los que resalta el incremento de embargos de bienes inmuebles en un 29,31%, el de cuentas corrientes en un 11,7% y el de devoluciones tributarias en un 39%. De esta forma, la tasa de morosidad se situó en 2009 en el 1,99%, frente al 1% de 2008, dato que, según Aibar, puede considerarse aceptable teniendo en cuenta la situación económica actual.