La Seda de Barcelona anunció hoy que la reiniciado la producción en su planta de El Prat de Llobregat, tras más de diez meses paralizada de forma intermitente, gracias a la inyección de recursos que supuso el crédito del Instituto Catalán de Finanzas (ICF), de 15 millones, y al apoyo de la banca acreedora. Según informó hoy la química en un comunicado, la operativa industrial se irá incrementando gradualmente hasta alcanzar el 100% de su capacidad, que es de 170.000 toneladas de polímeros PET.