La Seda de Barcelona dijo el jueves que atraviesa problemas de liquidez que espera solucionar con una inyección de capital del Instituto Catalán de Finanzas, de la que no desveló el importe.  En una nota de prensa, la química catalana indicó que espera aliviar su situación financiera y llevar a cabo su plan de reestructuración con dicha financiación y otras medidas en las que está trabajando, sin dar más detalles al respecto.  Asimismo, reconoció que la falta de liquidez ha afectado a su actividad industrial.  Las acciones de La Seda permanecen suspendidas desde el pasado viernes y cerraron la víspera en 0,34 euros. El supervisor aún no ha comunicado cuando levantará la suspensión.