La Seda de Barcelona registró unas pérdidas de 188,31 millones de euros en 2008, tras obtener un beneficio neto de 13,88 millones de euros durante el ejercicio anterior, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El resultado de bruto de explotación (Ebitda) cayó un 37%, hasta situarse en 78,4 millones de euros, mientras que la cifra de negocio alcanzó los 1.618,92 millones de euros durante el pasado año, un 20% más.
La compañía estimó que 2009 será un año de ajuste de la capacidad productiva para adecuarse a la demanda, sin apreciar, según señaló, síntomas de una caída brusca de la misma, siendo actualmente los márgenes comerciales superiores a lo habitual del periodo.

Tras finalizar el periodo de expansión mediante adquisiciones, la compañía centrará sus recursos en continuar reforzando e intensificando los procesos de integración de los negocios adquiridos y prestará atención a la obtención de las sinergias latentes en las áreas de suministros, optimización de procesos industriales, logística de distribución y gastos generales.