El consejo de administración de La Seda de Barcelona acordó hoy convocar la junta general ordinaria de accionistas el próximo 7 de agosto en El Prat de Llobregat, después que suspendiera la junta prevista para finales de junio por los vaivenes vividos en las últimas semanas y que culminaron con varias dimisiones y un nuevo presidente, José Luis Morlanes, al frente de la química. La empresa catalana someterá al visto bueno de los accionistas las cuentas de 2008, que en su día ya generaron división en el seno del propio consejo de administración al no firmarlas parte de los consejeros, y se procederá a aprobar ceses y nombramientos.