Reconstruir la región central italiana de Abruzzo después del devastador terremoto de la semana pasada costará 12.000 millones de euros, dijo el ministro del Interior, Roberto Maroni. Las estimaciones iniciales de la firma de modelos de riesgo de catástrofes AIR Worldwide habían situado los daños del seísmo, que sacudió Abruzzo en la madrugada del 6 de abril, en entre 2.000 y 3.000 millones de euros. Al menos 294 personas murieron en el desastre, que dejó a unas 400.000 personas sin hogar y decenas de edificios históricos dañados. "Doce mil millones de euros: ésa es la cantidad que debemos encontrar para reconstruir Abruzzo", dijo Maroni a la televisión italiana el martes por la noche. No especificó un período de tiempo.