La productividad laboral estadounidense ha crecido un 2,6 por ciento en el segundo trimestre de 2007 frente al 1,8 por ciento estimado anteriormemte. Se esperaba una subida cercana al 2,4 por ciento, con lo que el es mejor de lo previsto. Mientras, los costes laborales han aumentado un 1,4 por ciento durante el mismo periodo, frente al 2,1 por ciento inicial, frente a la previsión de un crecimiento del 1,5 por ciento.